Receta de mini hamburguesas

Mini hamburguesa

La hamburguesa es uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo, mayormente en Estados Unidos. No obstante, las asociamos con los restaurantes de comida rápida y solemos llamarla “comida chatarra”. Pero, preparándola en casa verás que puede transformarse en una comida saludable, libre de aditivos y grasas. La clave está en elegir carne de primera y usar poco aceite en la cocción. ¡Sorprende a todos con esta receta de esta mini hamburguesa!

Ingredientes

  • 600g de carne picada
  • 1 cebolla
  • Un manojo de perejil fresco picado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • Sal y pimienta negra molida, cantidad necesaria
  • Aceite de oliva, cantidad necesaria
  • 6 panes de hamburguesa
  • 1 cebolla
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Lonchas de queso cheddar, cantidad necesaria
  • 1 tomate
  • Hojas de lechuga, cantidad necesaria
  • Aderezos al gusto

Elaboración paso a paso

  1. Preparar tu propia minihamburguesa gourmet de carne picada es muy fácil, solamente tienes que comprar el tipo de carne que más te apetezca, ya sea de cerdo, de pollo, de pavo o de res, y tener a mano algunos otros ingredientes sencillos de encontrar. Escoge cortes que sean de buena calidad para tener unas hamburguesas mucho más deliciosas y, de ser posible, haz que tu carnicero te la pique allí mismo.
  2. Agrega en un bol la carne picada que hayas comprado junto con la sal y la pimienta negra molida al gusto, el huevo, el perejil fresco, los dientes de ajo y la cebolla, todo picado finamente.
  3. Amasa y deja reposar en la nevera tapado con papel film durante una hora.
  4. Una vez que haya transcurrido ese periodo de reposo, retira la masa de las hamburguesas y quita el papel film. Si quieres que quede más compacta, agrega un poco de pan rallado.
  5. Toma porciones de masa de 100g y ve dándole forma con tus manos, de modo que queden apenas más grandes que los panecillos que vas a utilizar.
  6. Echa un poco de aceite de oliva en una sartén y pela la cebolla. Córtala en pluma y colócala en la sartén y deja que se poche. Cuando coja un color dorado añade el azúcar y remueve constantemente mientras cocinas para que el azúcar no se queme. Cuando notes una textura caramelizada, aparta del fuego.
  7. En la misma sartén vierte un poco de aceite de oliva y cocina las mini hamburguesas de carne picada durante unos tres minutos de un lado y del otro, aplastándolas con un tenedor para que no se deformen.
  8. Cuando quede un minuto de cocción, corta el queso cheddar en cuadrados y colócalos sobre las hamburguesas.
  9. Tapa y deja que el queso se funda con el calor.
  10. Corta los panes de hamburguesa por la mitad y tuéstalos en una plancha o sartén.
  11. Cuando las hamburguesas estén listas será momento de montarlas.
  12. Coloca la hamburguesa en la parte inferior del panecillo y pon por encima una cucharada de cebolla caramelizada, una rodaja de tomate, un poco de lechuga o brotes tiernos y los aderezos que más te gusten.
  13. Inserta un palillo para que las hamburguesas no se desarmen y sirve. Acompáñalas con patatas fritas o ensalada al gusto.

Para que una minihamburguesa de carne picada sea perfecta, es fundamental que escojas una carne de buena calidad, como así también elijas un pan suave y un queso que se funda. Normalmente, el queso que se utiliza es el americano conocido como cheddar, pero puedes darle un toque diferente usando, por ejemplo, un queso brie.

La lechuga, el tomate y la cebolla caramelizada, son tres ingredientes que les aportarán color y sabor a las hamburguesas. Es importantísimo que sean frescos, que los laves y seques bien. Los aderezos como la mayonesa, la mostaza y el kétchup tampoco pueden faltar, al igual que las patatas fritas que puedes sustituir, si lo prefieres, por aros de cebolla.

La mini hamburguesa se puede incluso elaborar con distintas combinaciones: muchas personas añaden pepinillos, otros tocino, todo es al gusto del comensal. Si amas el picante, puedes optar por ponerle rodajas de chile jalapeño, etcétera.

Elije el método de cocción que más te guste y si necesitas aceite y no te gusta el de oliva, puedes usar de girasol o maíz.